Traslado del régimen de ahorro individual al régimen de prima media

¿Bajo qué circunstancias un afiliado al que le faltan diez años o menos para cumplir la edad para tener derecho a la pensión de vejez, le es permitido trasladarse del regimen de ahorro individual al régimen de prima media?

Un afiliado al que le faltan diez años o menos para cumplir la edad para tener derecho a la pensión de vejez, se le permitirá trasladarse de regimen de ahorro individual al régimen de prima media, si cumple con los siguientes requisitos:

1. Tener, a 1 de abril de 1994, 15 años de servicios cotizados.

2. Por otra parte trasladar al RPM todo el ahorro que hayan efectuado en el regimen de ahorro individual

3. También que el ahorro hecho en el regimen de ahorro individual no sea inferior al monto total del aporte legal correspondiente; en caso que hubieren permanecido en el régimen de prima media.

En caso que el ahorro hecho en el regimen de ahorro individual sea inferior;  se debe ofrecer al cotizante la posibilidad de que aporte:

  • en un plazo razonable,
  • el dinero correspondiente a la diferencia entre lo ahorrado en el regimen de ahorro individual
  • y el monto total del aporte legal correspondiente en caso que hubiere permanecido en el régimen de prima media.

Fuente Normativa

(Sentencia SU-062-10 / F_SU062_10)

La Corte ha indicado en su jurisprudencia dice que el régimen de transición:

fue reconocido únicamente para los trabajadores que estaban afiliados al regimen de prima media con prestación definida y que al entrar en vigencia el sistema de pensiones tenían 35 o más años; si eran mujeres, o 40 años o más,  si se trataba de hombres, o llevaban 15 o más años de servicios cotizados.

Estos requisitos son disyuntivos; por lo que basta con que en cabeza de una persona se configure alguna de las dos premisas anteriormente descritas; para que frente al Estado Social de Derecho aquel ostente un derecho adquirido al RT.

La adquisición de un determinado derecho implica siempre que en cabeza de un titular se cumplan ciertas condiciones; lo que acarrea como consecuencia jurídica que en su patrimonio se configure una situación jurídica concreta.

El derecho a pensionarse bajo los parámetros establecidos en el sistema anterior a aquel establecido en la ley 100/1993; es un derecho adquirido para aquellas personas que cumplían al menos uno de los requisitos para formar parte de dicho regimen.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *